Un poema de amor, eso es Ávila

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Apenas bajé del bus y me topé con Ávila vino a mi mente, instantáneamente, “La princesa está triste… ¿qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan de su boca de fresa, que ha perdido la risa, que ha perdido el color” (Sonatina de Rubén Dario) y no precisamente porque me embargara la tristeza, sino porque me sentía como toda una princesa que dentro de esas murallas esperaba impaciente un caballo galopante que le regalara el beso romántico de su príncipe azul.

Cuando vivía en Madrid, todos morían por escaparse hacia destinos internacionales o más populares dentro de España. Pocos consideraban Ávila una opción, ¡vaya error! Se trata de una ciudad amurallada de estilo medieval que tiene un sinfín de atracciones turísticas de corte arquitectónico y religioso que conforman una panorámica espectacular digna de admiración. Además provee al visitante de una mezcla muy interesante: la ciudad integrada a las murallas de castillos y palacios que dan un toque de exclusividad y protección al lugar.

Ávila fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985 por la UNESCO y desde 2005 fue integrada a la Red de Juderías Españolas. La provincia forma parte de la Comunidad Autónoma de Castilla y León y se enmarca culturalmente en cuatro facetas: la ciudad antigua, la medieval, la renacentista, y la de la recuperación decimonónica. Muestra de ello es Catedral del Salvador del Ávila de arquitectura religiosa construida entre los siglos XII y XV, que cumplió, además, funciones militares gracias a su cabecera fortificada. Otra de las iglesias románicas que vale la pena ver es la Basílica de San Vicente de fachada septentrional, con estilo gótico y renacentista.

Momentos perfectos

Como muchas ciudades del mundo, Ávila también tiene fechas en las que visitarla es todo un lujo. En primer lugar en la Semana Santa, pues está considerada como una celebración de Interés Turístico Nacional. Es una de las máximas expresiones de arte y riqueza que se contemplan en los numerosos pasos de Semana Santa que recorren la ciudad amurallada. Cuenta con quince procesiones y doce cofradías.

El segundo momento perfecto es durante el mes de octubre pues se celebra en Ávila las Fiestas de Santa Teresa, el programa incluye varios conciertos musicales, una feria de atracciones, corridas de toros, pasacalles, desfiles de las peñas, chocolatadas con churros y actos litúrgicos que se centran en el día de la patrona, el 15 de octubre, con una multitudinaria Misa, presidida por el Sr. Obispo, celebrándose a continuación una gran procesión, que preside la imagen de Santa Teresa junto a la Virgen de la Caridad, y es acompañada por todas las autoridades de Ávila, civiles y militares, y varias bandas de música.

Una probadita

Viajar sin comer no tiene sentido, es por ello que les dejo una pequeña lista de lo que -casi por obligación- deben probar en Ávila:

  • Judías del Barco
  • Chuletón del Ávila
  • Yemas de Santa Teresa

El dato

Un día basta para conocer lo mejor de esta ciudad. Claro, caminando a paso rasante y haciendo las fotos estrictamente necesarias. Trata de aprovechar el sol, pues crea un efecto de sombra muy interesante en los palacios y hará que tus fotografías luzcan más dramáticas.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s