Crónica de un @RunnersVzla en Buenos Aires

¡El kit del runner, listo!

Tengo un anhelo y una pasión que van de la mano: viajar y correr. En esta oportunidad la ciudad natal del tango fue el destino y el reto a realizar, la Media Maratón de Buenos Aires 21K Claro 2011 Argentina.

¿Por que viajar tan lejos solo para correr 21 kilometros? Tantos tramites: comprar pasaje, reservar el hotel, cuadrar con los amigos, hacer Cadivi… ¿Para qué todo dure 1:46”? Estas dos preguntas y muchas más se hace la gente que no pertenece al círculo vicioso en el que las respuestas se dan con cara de felicidad y la medalla en la mano.

Ha sido la cuarta vez que corría esta distancia, pero esta vez fue un reto diferente: trotar a una temperatura muy baja -entre los 5C y 7C- en una ciudad catagolada como “rápida y plana” para luchar contra tiempos y paradigmas personales.

Los nervios se comenzaron a sentir semanas antes del viaje, físicamente, la distancia ya era superada, pero la mente juega contra el miedo o la ansiedad por alcanzar un objetivo, bajar el tiempo o, simplemente, superar la meta.

Varios venezolanos viajamos, lo cual te da un poco más de confiaza en que todo va a salir bien.

En la Expo Media Maratón de Buenos Aires 21K Claro 2011 Argentina para la entrega de materiales -franela, chip y número de competidor- se escuchan muchos idiomas; se ven caras de felicidad, de molestia, de preocupación… No era el unico. Lo mismo que yo sentía se podía ver en cada uno de los atletas que, a menos de 48 horas, iban a dar el todo por el todo en esta bella ciudad.

Ghender Moreno: ¡Al fondo, el del tricolor soy yo!

Hacer turismo trotando

Creo que lo anterior es una respuesta muy válida para cuando te hagan las preguntas mencionadas previamente. Conocer no solo la gente si no la cultura. Edificios nuevos, estructuras de la época de la Colonia, algunos interesantes y otros como unos mas del monton, se ven en el trayecto.

Tomen nota: deberian entregar un CD con la información cultural de cada punto de interés de la ciudad a los competidores extranjeros para así conocer un poco mas del destino mientras se corre.

El gran momento

Arranqué la carrera junto a 2 compañeros venezolanos lo cual, además de signficar apoyo, permitió que me sintiera como en casa.  Para ese momento los nervios ya no existen, las endorfinas hacen que la temperatura sube, lo cual no implica que el frío deje de estar presente.

En el kilómetro 5 de la ruta tuve que desviarme y, por supuesto, el par de compatriotas se adelantaron, sin embargo, al volver a la ruta, divisé una bandera de Venezuela frente a mi se sintió como una compañia –necesaria- que decía: no estas solo, estamos aquí presentes.

Durante 1:30” las variables constantes fueron aplausos, apoyo de la gente en la calle, bebida energética, agua, cambur, naranja… Casi todo perfecto, digo “casi” porque el frío se instaló en toda la carrera.

2 detalles llenaron mi trayecto: el primero fue cuando mientras sonaba “… y seguir los consejos del Fondo Monetario…” (Molotov Love, de Desorden Público) pasaba justamente al lado del Ministerio de Economía de Argentina. El segundo provocó risas que solo yo entendía, porque justamente cuando observaba una valla publicitaria sobre la reelección de la presidenta Cristina Fernández de Kirchenr comenzó a sonar el tema Políticos Paralíticos también de Desorden Público.

Para el momento, todo se desarrollaba intensamente y mi afán por llegar a la meta crecía mas y mas. Quería terminar y ganarle al reloj, mi fiel compañante durante las 14 semanas de entrenamiento previas.

En el kilometro 20 del recorrido faltaban solo 1.097 metros para cumplir la misión. Acto seguido dí comienzo a un rito que cumpliré a cabalidad en cada una de las carreras en el exterior: sacar el tricolor con las 8 estrellas, lástima que no sean 7, y subirlo hasta llegar a la meta, para que todos se entreren quienes somos y de qué estamos hechos.

Me llena de odio

Ya la meta fue cumplida y la voz del animador diciendo “tambien tenemos presencia de Colombia” hizo desatar en mí una ira interna indescrptible, a pesar de ello traté de que el personaje viera bien la bandera y con todo y eso afirmó que era de Colombia. “A este che hay que enseñarle las banderas”, afirmó uno de los competidores, al cabo de unos segundos de unos minutos finalmente corrigió y dijo VENEZUELA.

Buena vibra

Después de este esfuerzo las palabras de aliento entre competidores no se hiceron esperar, ese calor venezolano que encontramos en cada esquina, se hizo sentir entre los 5 asistententes venezolanos a pesar de la temperatura: 8 C.

El dato

Para evitar que el frío te juegue una mala pasada llévate ropa adecuada y una chaqueta cómoda.

Punto final

Un bife acompañado con una Quilmes bien fría formó el marco gastronómico en que el tratba de decidi cuál será el próximo reto: ¿42k, 21k, ultra maratón? ¿New York, Berlin, Boston, París, Bogotá..?

Las carreras tanto en el asfalto como en la vida hay que disfrutarlas, sólo se realizan una vez.

Por @Gh3nd3r

*Foto 2 cortesía de http://www.primermaraton.com.ar

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s